Flores de Bach y Nuestras Mascotas

Flores de Bach y Nuestras Mascotas

Cuando hablamos de Flores de Bach, se debe tener en cuenta a la energía vital transmitida de la flor o mejor dicho concentrada en la flor y transmitida a la tintura madre.
Como la mayoría de las terapias naturales tiene un concepto holístico (Holo: completo, entero, cuerpo entero) del individuo y de la enfermedad que hace la diferencia de ver al paciente, en parte u órganos afectados.
imageNo se trata a la enfermedad en sí, sino al individuo enfermo, que manifiesta desequilibrios físicos y emocionales.
La psiconeurología y la medicina psicosomática, reconoce que lo que se llama la vida interior puede ejercer un efecto sobre la salud física. La mente es un centro importante en el estado de salud.

Volviendo a las flores, las tinturas no son un anti, no anulan, sino que transforman. El floral actual en la fase emocional del individuo alterado, transformando la actitud negativa que lo lleva al desequilibrio orgánico y energético en un estado positivo.

¿Cómo lo relacionamos con nuestras mascotas?
La relación intima entre el hombre y el animal puede generar en algunas circunstancias lesiones orgánicas originadas en relación a las respuestas condicionales instrumentadas, o generando en el animal actitudes aprendidas por estímulos positivos y/o negativos. Estas respuestas pueden ser deseables o indeseables originadas en aprendizajes asociativos.

Si el estado de salud lo considero como el equilibrio energético manifestado por el equilibrio anímico y físico, el desequilibrio determina un estado de enfermedad. El desequilibrio interior debe ser solucionado para restablecer la armonía y erradicar los síntomas exteriores.
Por ejemplo, cuando el propietario se refiere a la ansiedad, o al animal como ansioso, angustiado, ambos términos que están asociados a una sensación de temor, pánico real o ficticio.
Así como los que son semejantes en su comportamiento se manifiestan en su actitud en forma semejante frente a distintas alteraciones o enfermedades.

También nos demuestra la predisposición de enfrentar la enfermedad por cada ser. El comportamiento tal como se lo puede describir tiene sentido más que para observar la interrelación entre el animal y el mundo circundante.
En un animal, como el perro, un reto fuera de tiempo determinado, se transformaría en un castigo, que no es relacionado por el animal con el hecho, según el tiempo transcurrido, y si relaciona el castigo con el ingreso de la persona.
La soledad de un animal doméstico o bien un perro puede causar destrucción en su madriguera o causarse lesiones en distintas partes del cuerpo o ambas, o manifestarse de otra manera que obtenga una respuesta según el tipo que sea, generando un mayor estímulo, reforzando su actitud como ladridos, aullidos y la respuesta de un congénere, otro animal o el grito de un vecino.
Si a un individuo con quien convivo, obteniendo algo a cambio de la convivencia, se genera un rechazo, no habrá armonía. La falta de armonía lleva a la falta de amor, la falta de amor lleva a la posesividad y esta lleva a la enfermedad. La vida es armonía entre el individuo internamente, externamente y su entorno. El desequilibrio genera malestar y enfermedad.image1
Vemos que hoy en la forma de vida de las personas lleva a que los animales domésticos, sus mascotas, ocupen un sitio dentro del grupo familiar, dejando muchas veces de lado el rol como animal para ocupar una necesidad determinada. Estos cambios en el animal pueden producir alteraciones en su conducta.

¿Cuáles son sus beneficios?
La aplicación de Flores de Bach en mascotas es tremendamente efectiva, ayuda a superar problemas emocionales y físicos.
Se pueden tratar los miedos, el estrés producido por cambios de casa, partos, etc. A diferencia de los seres humanos, que amplifican mentalmente sus emociones y las relacionan con su propia historia, los animales las viven en el momento, breve y plenamente. Debemos hacernos conscientes que ellos transmutan nuestras emociones.
Ellos, responden a las esencias florales más rápidamente que los seres humanos, sin ningún filtro racionalista.
Algunas de sus aplicaciones son:

•Depresión, apatía o desinterés.

•Adaptación a un nuevo ambiente o estilo de vida.

•Después de un trauma o shock, ya sea físico o emocional.

•Después de un accidente.

•Ansiedad, nerviosismo, compulsividad.

•Al separarlos de un amigo o compañero, humano o de otra especie.

•Al separarlos de sus amos.

•Durante alguna enfermedad.

•Después de estar sometidos a algún tipo de abuso por mucho tiempo.

•Sumisión, dominación, miedos.

Alejandra Lopez Irala
Rasca y Pica
Flores de Bach